Affordable Access

Diego de Aguilar y Córdoba. «El Marañon». Estudio, edición y notas de Julián Diez Torres. Madrid / Frankurt, Iberoamericana / Vervuert, 2010. 422 pp.

Authors
Publisher
Instituto de Estudios Auriseculares (IDEA)
Publication Date

Abstract

HIPOGRIFO, 1.2, 2013 (pp. 209-210) Diego de Aguilar y Córdoba, El Marañon, estudio, edición y notas de Julián Díez To- rres, Madrid / Frankurt, Iberoamericana / Vervuert, 2010, 422 pp. ISBN 978-84-8489-568-8 (Iberoamericana) ISBN 978-3-86527-623-0 (Vervuert) Leonardo Sancho Universidad de Costa Rica [email protected] [Hipogrifo, (issn: 2328-1308), 1.2, 2013, pp. 209-210] Recibido: 16-09-2013 / Aceptado: 04-10-2013 DOI: http://dx.doi.org/10.13035/H.2013.01.02.19 El proceso de conquista del territorio americano se puede entender como un largo encadenamiento de sucesos que resultaban inauditos para la mirada euro- centrista. En esa sucesión de acontecimientos, increíbles e inusitados la mayoría de las veces, surgieron una serie de leyendas que, con el pasar del tiempo, se fueron transformando en mitos. Ese es el caso de Lope de Aguirre quien entre los años 1560 y 1561, junto con Pedro de Ursúa, lleva a cabo la expedición en busca de El Dorado. La faena realizada resulta inverosímil por lo despiadado y rebelde que se torna el mismo Lope de Aguirre, lo cual lo hace ver como un personaje legendario y mítico que trasciende como figura fabulosa hasta el día de hoy. Por otra parte, en aquella época, los mitos y leyendas también se utilizaban como señuelo para seducir a los mismos exploradores pues, para su ambición, les bastaba con la promesa de oro y la eterna juventud para embarcarse en viajes increíbles aunque, la mayor de las veces, estas empresas estaban condenadas al fracaso. Una de las leyendas más importantes en el imaginario del momento es la de El Dorado. Se trataba de un lugar que cambiaba de características según la fantasía de los exploradores y se pensaba, en algunas oportunidades, que allí había una laguna en la cual se sumergía un príncipe inca cuyo cuerpo estaba totalmente cubierto de polvo de oro, lo cual hacía que el fondo de la laguna estuviera llena del preciado metal. En la figura de Lope de Aguirre se entretejen tanto la leyenda de E

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.