Affordable Access

CARTES A DUODA. Carta a su madre

Authors
Publisher
Universitat de Barcelona
Publication Date

Abstract

DUODA Revista d'Estudis Feministes núm 26-2004 RACHEL CORRIE Carta a su madre.* Rachel Corrie fue asesinada deliberadamente en Palestina el 16 de marzo de 2003 por una excavadora conducida por un soldado israe- li, cuando intentaba evitar que derribara otra casa. Tenia 23 años. Era norteamericana y formaba parte del lnternational Solidarity Mo- vement. La destrucción de la vida humana en Rafah y de 10s medios para sostenerla continua hoy (diciembre de 2003). 27 de febrero de 2003 Te quiero. Te echo muchisimo de menos. Tengo pesadillas horri- bles: tanques y excavadoras fuera de casa, y tu y yo dentro. A veces, la adrenalina me hace de anestesia durante semanas y, luego, por la tarde o de noche, me golpea de nuevo la realidad de la situación. Tengo mucho miedo por esta gente. Ayer vi a un padre que sali6 llevando de la mano a sus dos criaturas y pas6 por el punto de mira de 10s tanques y de una torre de tiro y las excavadoras y 10s todo- terreno, porque creyó que iban a hacer explotar su casa. Jenny y yo nos quedamos en casa con varias mujeres y dos bebes. Fue un error nuestro de traducción lo que le hizo creer que era su casa la que iban * Publicada en The Guardian. Traducida del ingles por Maria-Milagros Rivera Garretas. Gracias a Clara Jourdan y a la revista Via Dogana por proporcio- nármela. Rachel Corrie. Carta a su r n a d r ~ a hacer explotar. En realidad, el ejercito israeli iba a hacer estallar un explosivo enterrado allí cerca: parece que lo habia colocado la resistencia palestina. Esto esta en la zona en la que el domingo juntaron y detuvieron fuera de la colonia a unos 150 hombres, rodeados por todos 10s lados del fuego de las balas, mientras 10s tanques y las excavadoras destruian 25 invernaderos, que son el medio de vida de 300 personas. El explosivo estaba justo enfrente de 10s invernaderos, justo por donde entran 10s tanques que pueden volver a venir. Yo estaba aterrorizada pensando que a ese hombre le hubiera parecido menos arri

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.