Affordable Access

Manuel Elkin Patarroyo, creador de la primera vacuna sintética

Authors
Publisher
Facultad de Medicina

Abstract

Manuel Elkin Patarroyo,creador de la primera vacuna sintética Conferencia 105 edigraphic.com Rev Fac Med UNAM Vol.43 No.3 Mayo-Junio, 2000 Como es sabido el paludismo es una enfermedad parasitaria que ataca a más de 300 millones de personas anualmente, 250 millones de éstos se localizan en África y un buen número de millones en América Latina; del total de infectados mueren anualmente tres millones, de los cuales la mitad son menores de cinco años. Desde hace varios decenios, varios laboratorios en el mundo han intentado la prevención del padecimiento mediante una vacuna: la que parece más promisoria es la crea- da por el Dr. Patarroyo, para lo cual desarrolló previamente un modelo experimental adecuado utilizando un macaco que ha- bita en la zona amazónica de Colombia. Además se creó un Instituto con varias sedes, una en Bogotá, otra en el Amazonas, donde se hace la experimentación, y los estudios de campo se realizan en Mozambique, Tanzania y Senegal. Como se sabe el paludismo es transmitido por la picadura de un mosquito hembra infectado, que inocula esporozoítos, los cuales en las células hepáticas, se reproducen 30 mil ve- ces en 9 días y adquieren una forma totalmente distinta. Bajo la forma de merozoíto infecta a los glóbulos rojos; en un pe- riodo de 48 o 72 horas se reproducen aproximadamente 50 veces, dependiendo de la especie de Plasmodium que se trate y siguen reproduciéndose hasta matar al individuo. “Algunos de los eritrocitos infectados se convierten en gametocitos, que son tomados por un mosquito no infectado al picar a un individuo infectado y, a nivel de su intestino medio, se transforman y salen como gametos . Lo peculiar de esta enfermedad es que un mosco puede estar infectado alrededor de 158 días, de ahí que se presenten más de 300 millones de casos anualmente. Lo que hicimos, dijo el doctor Patarroyo, fue: “Disecamos al merozoíto, radiomarcamos las proteínas de membrana y nos dedicamos a bloquear el primer paso, que es el de la invasión. Había que

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.