Affordable Access

Era en los puertos de Cisa

Authors
Publisher
Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra
Publication Date

Abstract

ERA EN LOS PUERTOS DE CISA .... ERA EN LOS PUERTOS DE CISA .... Era en los puertos de Cisa que son en el Pirineo. Subiendo la dura cuesta camino del monasterio de Roncesvalles, va un fraile, y en pos del, un caballero que en aquellos monte caza según muestran sus arreos. Era en los puertos de Cisa que son en el Pirineo. El duelo de la jornada platicando se hace menos, y por eso el cazador presto alcanza al reverendo y con razones corteses bríndale acompañamiento. Juntos caminan entrambos y huélgase el fraile dello: el duelo de la jornada, platicando, se hace menos. Cabe una escondida fuente qué mana bajo un acebo, tienden ambos caminantes sus asendereados cuerpos. Humilde yantar comparten, y el fraile mirando al cielo con singular devoción, bendice el pobre sustento cabe una escondida fuente que mana bajo un acebo. Quédase para más tarde el buen camino romero, porque el día va mediado y el monasterio no es lejos; así de la despedida se aparta más el momento, y con sabrosos decires hacen gala de discretos. Quédase para más tarde el buen camino romero. —«Sin duda, de muchas cosas que ignoro sois sabidor, y ha tiempo que ellas conturban la paz de mi corazón. ¿Por qué mi instinto hace fuerza contra las leyes de Dios? ¿Por qué no siento mis culpas si son de guerra o de amor? Sin duda de muchas cosas que ignoro sois sabidor. » « Y yo sé que no es mi pecho de villana condición, pues del cervatillo herido hazme llorar el dolor y voiviérale a la vida, lo que a mi enemigo no magüer Dios tenga mandado dar a la ofensa perdón. Y yo sé que no es mi pecho de villana condición. » —«Pedid a Dios la su gracia y entenderlo hareis mejor que la sombra desas culpas vuesa mente escureció. Mas aina que entendimiento aparejad corazón: despojado de ruindades y toda humana afición. Pedid a Dios la su gracia y entenderlo hareis mejor. » «Fuentecica del acebo, así la gracia de Dios. Pródigo de su riqueza, con el mismo alegre son se vierte en el vaso de oro cincelado, del señor

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.