Affordable Access

Publisher Website

Embolización en los territorios otorrinolaringológicos

Authors
Journal
EMC - Otorrinolaringología
1632-3475
Publisher
Elsevier
Volume
29
Issue
1
Identifiers
DOI: 10.1016/s1632-3475(00)71978-3

Abstract

Resumen Los tres ejes de la neurorradiología operatoria (embolización, quimioperfusión intraarterial selectiva, revascularización) representan indicaciones terapéuticas múltiples (neurocirugía, neurología, otorrinolaringología maxilofacial y plástica, cirugía vascular, hematología y oncología). Estas intervenciones pueden preparar a la cirugía, completar o reemplazarla. Son técnicas poco invasivas que constituyen un progreso para el enfermo, la atención médica, los costes de salud y la duración de la hospitalización. Postoperatorio en general simple y ausencia casi total de riesgo infeccioso constituyen algunas de las ventajas en campos sensibles como los cerebromeníngeos. Actualmente, la neurorradiología operatoria, en patología otorrinolaringológica, es una especialidad en plena expansión. Las indicaciones de la arteriografía con objetivo diagnóstico de la zona cervicofacial han sido reducidas de forma importante por el desarrollo de las técnicas de diagnóstico por imágenes no invasivas como la TC la RM. No obstante, la arteriografía es todavía irremplazable para el estudio de la angioarquitectura de las malformaciones vasculares, los acufenos vasculares, los tumores hipervascularizados y, en un grado menor, las relaciones de los ejes carotídeos o vertebrales con algunos procesos expansivos, infecciosos o tumorales. El desarrollo considerable de la angiografía operatoria constituye actualmente la indicación mayor para la exploración angiográfica. La angiografía operatoria otorrinolaringológica consiste esencialmente en una embolización. Se utiliza en dos circunstancias principales: la embolización de hemostasia y la embolización de desvascularización lesional que puede ser preoperatoria o exclusiva. El principio de la embolización consiste en depositar en la luz arterial y/o capilar un material extraño con el objetivo de ocluirla. Un émbolo así introducido se bloquea en un lugar determinado del vaso. La desvascularización obtenida y la duración de la oclusión dependen de la naturaleza del émbolo. Después de una recapitulación de los grandes principios de la embolización, se abordarán sus indicaciones: hemostasia, tratamiento de los acufenos, quimioembolización tumoral y tratamiento de las malformaciones vasculares.

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.