Affordable Access

Publisher Website

Complicaciones de la cirugía de la mama

Authors
Journal
Cirugía Española
0009-739X
Publisher
Elsevier
Volume
69
Issue
3
Identifiers
DOI: 10.1016/s0009-739x(01)71730-7
Keywords
  • Cirugía
  • Cáncer De Mama
  • Profilaxis
  • Complicaciones
  • Surgery
  • Breast Cancer
  • Prophylaxis
  • Complications

Abstract

Resumen En el presente trabajo, se exponen y enumeran las distintas complicaciones que pueden acontecer en la cirugía de mama. En primer lugar, se detallan las características anatómicas topográficas que el cirujano debe tener en cuenta al operar sobre esta región para, de esta forma, evitar lesiones que pueden originar complicaciones posteriores. Hemos incluido los datos de la cirugía mamaria realizada por nuestro equipo en los últimos 3 años y que citamos a continuación de la descripción de cada complicación. Se analizan las complicaciones, que se desglosan en los siguientes apartados: 1. Hemorragia. Se expone la facilidad con la que ésta puede acontecer debido a la rica vascularización de la glándula y al actuar sobre campos de difícil hemostasia. Respecto a nuestra estadística hemos tenido hemorragias en un 5,3% de las biopsias con arpón1, un 3,6% en la cirugía conservadora y todas ellas se han solucionado con la colocación de un drenaje y apósito compresivo. Solamente en un caso fue necesario llevar a cabo una reintervención para realizar la hemostasia del vaso sangrante. 2. Infecciones de la herida. Se detallan las medidas profilácticas técnicas y medicamentosas utilizadas para prevenir dicha infección. Una vez ésta acontece, se indican el tipo de medidas quirúrgicas o conservadoras para su tratamiento. Según nuestra estadística en cirugía conservadora, hemos tenido un 9,9% de seromas y un 2,7% de abscesos. 3. Cirugía de las lesiones no palpables. Es una cirugía difícil, comprometida y que se realiza en campos muy pequeños. Dentro de las complicaciones se han producido un 2,6% de quemaduras de piel, un 5,3% de hemorragias y un 8% de arpones rotos. 4. Lesiones nerviosas. Las lesiones del nervio del serrato mayor, las del dorsal ancho y las del plexo braquial son las principales. Generalmente, son poco frecuentes pero pueden producirse secuelas importantes. Hemos tenido un 7,3% de parestesias y un 10,9% de anestesias en cirugía conservadora, un 15,4% de anestesias en mastectomías radicales y, también dentro de esta técnica, un 1,9% de lesiones del nervio tóracodorsal y un 13,5% del nervio intercostobraquial. 5. Lesiones pleurales. Hemos de tenerlas siempre en cuenta y pueden ser de gran trascendencia si el cirujano que opera la mama no sabe resolverlas. No hemos tenido ningún caso en nuestra casuística. 6. Linfedema. Cada día es una complicación menos frecuente ya que en la cirugía se respetan uno o ambos pectorales y tras la linfadenectomía total no suele radiarse la zona. Hemos tenido en cirugía conservadora un 4,5% de linfedema y un 7,7% en mastectomía radical. Todos los casos fueron leves y se han curado con tratamiento médico. 7. Linforragia. Es frecuente tras realizar las linfadenectomías y suele ceder con la colocación del drenaje y taponamiento compresivo. Hemos tenido un 25,4% en la cirugía conservadora y un 11,5% en la mastectomía radical. 8. Lesiones vasculares. Pueden ser muy graves cuando afectan a la vena y a la arteria axilar. Requieren una solución rápida y efectiva. No hemos tenido ningún tipo de estas lesiones en nuestra estadística. 9. Cuerdas cutáneas. Aparecen en la cara interna del brazo debido tras la linfanedectomía axilar. Suelen ceder espontáneamente en poco tiempo y se tratan con medicación sintomática. 10. Cuerpos extraños. No es infrecuente la aparición de cuerpos extraños, muchas veces por olvido de material en el campo operatorio y otras por intolerancia de suturas. Generalmente, suelen expulsarse de forma espontánea mediante fistulización, aunque a veces se requiere reintervenir a la paciente.

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.