Affordable Access

Cuzco: la piedra donde se posó la lechuza. Historia de un nombre

Authors
Publisher
Pontificia Universidad Católica del Perú
Publication Date
Keywords
  • Lengua Y Literatura

Abstract

NOTA Lexis XXX.1 (2006): 143-184 Cuzco: la piedra donde se posó la lechuza. Historia de un nombre Rodolfo Cerrón-Palomino “[...] al cual pueblo [de hasta treinta casas pequeñas pajizas y ruines] llamaban los moradores de él, des- de su antigüedad, Cozco, y lo que quiere decir este nombre Cozco no lo saben declarar, más que ansí se nombraba antiguamente”. Betanzos ([1551] 2004: I, III, 56) 0. <Cuzco> y no <Cusco> fue como el nombre de la antigua metró- poli del imperio incaico quedó consagrado desde los tiempos iniciales de la colonia. No debe sorprendernos entonces que el topónimo haya sido incorporado de esa manera, igualmente desde muy temprano, en todas las lenguas europeas: en el inglés, el francés, el italiano, y el ale- mán, por citar sólo las más conocidas, el nombre de la ciudad sigue siendo <Cuzco> con <z>. Sin embargo, desde hace aproximadamente unos treinta y cinco años, la escritura del nombre viene compitiendo, entre los peruanos y los peruanistas, con la variante <Cusco> con <s>, no obstante la venerable antigüedad de su forma primigenia. Quienes fueron cediendo ante el cambio, en virtud de una campaña acatada por la prensa capitalina, en cuyo juego cayó ingenuamente la mayoría de escritores y estudiosos, entre ellos nuestros historiadores, no parecen haberse dado cuenta del carácter espurio de los “argumentos” expuestos 144 Lexis XXX.1 a tal efecto. Después de todo, ajenos o indiferentes a la historia del quechua en general, y de los nombres de origen nativo en particular, nuestros intelectuales, honrosas excepciones aparte, no estaban —como no lo están ahora mismo— en condiciones de desautorizar el entuerto etimológico y ortográfico mencionado. Pues bien, en las secciones que siguen nos ocuparemos ampliamente de la etimología de este nombre de procedencia aimara, y no quechua, como suele creerse. Ello nos per- mitirá, a su turno, demostrar la naturaleza genuina de la ortografía de <Cuzco> con <z> en contra de la escritura de <Cusco> co

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.