Affordable Access

El discurso de la prensa del corazón

Authors
Publisher
Anàlisi: quaderns de comunicació i cultura
Publication Date

Abstract

ARTICLES Analisi 13, 1990, 53-72 EL DISCURSO DE LA PRENSA DEL CORAZÓN Mar de Fontcuberta El interés en la publicitación de las relaciones privadas tiene constancia escrita desde la antigüedad. Explica el historiador José Altabeíla que el antecedente más antiguo de la crónica de sociedad lo podemos encontrar en aquel noticiario latino «Acta diumi populi romani» que el emperador Augusto ponía anualmente, para distraer e informar a la sociedad de su tiempo, en los muros de la «Regia», esto es, la residencia del Gran Pontífice. Cuéntase que los historiadores Plinio y Tácito lo utilizaron pródigamente en sus obras. En unas tablas blancas llamadas «álbum» - d e ahí el significado que tienen los libros que hoy conocemos con este nombre- se hacían constar, entre otros hechos trascendentes, sucesos de las familias importantes: nacimientos, defunciones, fiestas familiares, nombramientos, ascensos, casamientos, divorcios ... Estos, al parecer, eran tan numerosos que no pasaba día alguno sin ellos. «La vanidad se enseñoreó desde el primer momento de aquel primitivo reporterismo de la vida social, imprimiéndole unas características que le han seguido fieles a través de su historia, y que no sólo no han desaparecido en nuestros días, sino que aún se hicieron más desmesuradas - d i c e Altabella-. Decía Séneca que, entonces, es decir, en su tiempo, había vanidosos que se valían de aquella publicidad para crearse su propio reclamo». Cita al historiador Le Clerc cuando hace alusiones a la vanidad de Silvia, madre de Tiberio y Agripina, por aparecer en los periódicos; y menciona un pasaje de Séneca según el cual «ninguna mujer se avergüenza ante el divorcio, desde que las mujeres más ilustres cuentan sus años, no por los cónsules, sino por el número de sus maridos. Antes se temía este escándalo porque era raro, pero ahora que todas las «actas» tienen por lo menos un divorcio, se han acostumbrado a hacer lo que todos los días se oye»l. 1 ALTABELLA, José: «La crónica de soci

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.