Affordable Access

AL DESOCUPADO LECTOR

Authors
Publisher
Revista chilena de literatura
Publication Date

Abstract

AL DESOCUPADO LECTOR AL DESOCUPADO LECTOR Hugo Montes B. Universidad de Chile El principal libro de Cervantes está dirigido al “desocupado lector”, o a alguien que tiene o tuvo ocupaciones, quizás preocupaciones, pero que ya se desprendió de ellas. El desocupado es alguien que dispone de tiempo para hacer cosas hasta cierto punto inútiles, en todo caso diferentes de las que implican la labor habitual. El desocupado no es un perezoso, término negativo, ni un flojo, término resueltamente peyorativo. Más bien, el desocupado está cerca del “ocio”, palabra que alguna vez fue realmente positiva y que, lastimosamente, fue desplazada por su antónimo “negocio”. El ocio es un espacio de tiempo y de lugar vecino del silencio, de cierta soledad a menudo engendradora de creación artística, pensamiento crítico, del hallazgo científico y de algo más alto y más hondo todavía, de la oración. Cervantes lo sabía muy bien y por eso dice que “el lugar apacible (de paz), la amenidad de los campos, la serenidad de los cielos, el murmullo de las fuentes, la quietud del espíritu son grandes partes para que las musas más estériles se muestren fecundas y ofrezcan partos al mundo que le colmen de maravillas y de contento” (Prólogo I Parte). Lugar apacible, amenidad, serenidad, murmullo, quietud... todas estas expresiones están incluidas en otra que las contiene y las resume, el sosiego. Así entendido, el ocio es una categoría del espíritu, una situación espiritual que supone la desocupación y facilita la creatividad. Esa palabra, alguna vez de uso popular, es ya un término en desuso, pero los mayores podemos recordarlas sobre todo en la boca de los abuelos o de las nanas antiguas. En ocasiones, hasta los profesores la empleaban: “Sosiéguese hijo, asosiéguese le dije, niño sosegado...” Es palabra fonéticamente vecina de otras con silbantes reiteradas, como silencio o susurro. Como ellas y otras similares, tiene un carácter onomatopéyico, es decir, con solo su sonido expresan el

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.

Statistics

Seen <100 times
0 Comments

More articles like this

Al desocupado lector

on Revista chilena de literatura Nov 01, 2005

Carta al lector

Mar 04, 2013
More articles like this..