Affordable Access

El camino al "País de la libertad" en El espejo de las almas simples

Authors
Publisher
Universitat de Barcelona
Publication Date

Abstract

DUODA Revista dlEstudis Feministes núm 9-1995 El camino al ((Pais de la libertad)) en Elespejo de las almas simples Esta Alma -dice Amor- es libre, mas libre, muy libre, insuperablernente libre, en su raíz, en su tronco, en todas sus ramas y en todos 10s frutos de sus ramas. Tiene llena su medida de libertad, cada costado tiene su jarra Ilena.( ...) quien reta a un Alrna así no la encuentra: sus enemigos no obtienen respuesta,,.' Quien asi habla es una mujer, una escritora mística condenada a la hoguera en 1310 por el tribunal de la Inquisicion de Francia. Quien asi habla es Margarita, una mujer que escribio un libro y que pago con la propia vida no s610 su escritura, sino tambien su silencio. Una y otro fueron, por caminos distintos, expresion de su libertad. En esta primera sesión del seminari0 dedicado a Margarita Porete me propongo reflexionar sobre el significado de esa libertad, es decir, intentar comprender de que habla Margarita cuando habla de libertad, pero tambikn, por que habla Margarita para hablar de libertad. Margarita Porete escribio a finales del siglo Xlll una obra titulada El espejo de las almas simples: un dihlogo a la vez de cardcter peda- gógico y mistico entre personificaciones alegoricas las mds impor- tantes de las cuales son dama Amor (que es Dios o un aspecto de la Divinidad), Razón (el principio mediador temporal) y el Alma ano- nadada (que es la de la propia autora). En 61 se muestra el camino Blanca Garl. El camino al "País de la libertad" en El espejo de las almas simples - que, recorriendo siete estados de gracia, lleva a la perfección y libertad del alma o, en palabras de Margarita, se muestra <<el recto camino regia,,, que s610 sabe doncella Conocimiento y <<que lleva al País de la libertad,,. A su autora la conocemos tan s610 a traves de la propia obra2, de las actas del proceso al que fue sometida por ¡a InquisiciÓn3, del eco que de ese acontecimiento se hicieron las cronicas de la kpoca, y tambi6n .de la aprob

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.