Affordable Access

Olga infinita

Authors
Publisher
Asparkía: investigació feminista
Publication Date

Abstract

Asparkia 15 ASPARKÍA, 21; 2010, 201-202 Creació Literària ESTHER RECIO1 Olga infinita A Olga Pellicer Al cumplir los veintinueve, Olga comenzó a cambiar. No fue de repente; eran más bien pequeñas ausencias, breves silencios. Ella, antes tan dicharachera y juguetona, con ese toque a tanto infantil como perverso que sabía manejar con maestría única para vestirse a la vez de provocación y lejanía... comenzó a ser otra. Ella lo tuvo todo: fue hermosa sin insultar con su presencia, inteligente sin humillar, buena sin sacrificios, alegre sin risas estruendosas, parlanchina y en cambio también silenciosa, errática. Desde aquel mes de mayo, sin embargo, sus silencios comenzaron a hacerse poco a poco más largos, como los días de enero en los que el sol blanco se aferra a los campanarios y proyecta sombras grisáceas, alargadas y oblicuas, sobre las calzadas. Sonreía también. Sonreía y callaba, con sus ojos azules fijos en un punto cada día un centímetro más lejano. Es ahora, cuando lo recuerdo, cuando me doy cuenta de que fue ya en aquel verano temprano del 97 cuando comenzó todo, y no, como todos creen, después del accidente. Sin embargo, no sé si su paulatino escape, su parsimo- niosa ausencia, se debía a un atisbo de su cambio de estado o a una amarga premonición de lo que ocurriría apenas un año después. Sé que nadie más que yo, que soy su madre, se dio cuenta de la metamorfo- sis y que los que la conocieron antes dirían que estoy loca si achaco su estado a algo diferente del traumatismo craneoencefálico, pero estoy absolutamente segura de que ella empezó ya antes a comulgar con lo intangible, a ser infinita, y puedo jurar que ya vi el abismo en su mirada un año antes del golpe. Ella duerme. Hace un año que duerme y que yo vigilo su sueño, pendiente de cada movimiento imperceptible de su rostro. Sonríe siempre. Los médicos dicen que es un rictus provocado por la tetraplejia, pero yo quiero pensar que simplemente tiene sueños felices y que viaja lejos, que patina entre las galaxias

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.

Statistics

Seen <100 times
0 Comments

More articles like this

Olga Cabrera

May 26, 2008

Olga Cabrera

Aug 31, 2013
More articles like this..