Affordable Access

Contribución a la histopatologia del distemper canino

Authors
Publisher
Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Publica
Publication Date

Abstract

En un caso de distemper canino el examen anatómico del sistema nervioso ofrece cambios elementales y estructurales sistematizados, no revelados hasta ahora. El hecho de que determinadas unidades estructurales, en evidente relación con los espacios sub-aracnoideos, hayan sido preferentemente comprometidas, en contraste con otras que se han mantenido indemnes por estar fuera de la influencia de aquellos y de su liquor circulante, hace sospechar que aparte de la vía sanguínea, sea el liquor uno de los vehículos del agente infectante. Pero lo que esta influencia no explica es el cambio parcial de las células nerviosas de ciertas zonas, de las formaciones ammónicas, Fig. Nº 44, ni la alteración de los componentes celulares de una unidad arquitectural, de lámina Vª de la corteza, por ejemplo. Para esta especie de variación no cabe al presente, mas que la sospecha, a menudo comprobada, de que determinadas unidades celulares o arquitecturales, poseen cierto grado de vulnerabilidad bis a bis de los agentes agresores. Y esta opinión tan a menudo verificada en la patología humana no tiene porqué no ser extendida a los cambios en los tejidos nerviosos de animales inferiores. El asta de Ammón humana ha sido con frecuencia estudiada en múltiples procesos patológicos, comprobándose la manera fácil con que agentes vulnerantes la modifican y lesionan, pero, que sepamos, no se han hecho estudios detenidos de ella en procesos sospechosos virulentos como en las encefalitis, ni en aquellos debidos a bacterias. En estos aspectos como en otros de las investigaciones biológicas parece que todos los recursos estuvieran dirigidos a verificar hallazgos ya realizados, o a comprobar sus variaciones, más nó a ir al encuentro de nuevos hechos de información mayor, y de provecho para el conocimiento, Asunto sería de investigar por ejemplo si en la encefalitis humanas ocurren alteraciones semejantes a las mencionadas en este trabajo (de distemper), y, si en efecto las unidades celulares o estructurales reaccionan en la medida y forma señaladas frente a cualquier otro agente alterativo. Posible es que en el caso particular de las lesiones aisladas de la lámina Vª juegue rol determinante la especial susceptibilidad de esta lámina a deficiencias en el aporte de oxígeno, ocasionadas por perturbaciones en el aprovisionamiento de sangre, portador de este gas cuestión que discutieron acertadamente BIELCHOWSKY y PALADINO, MARINESCO y otros; y como alteraciones pericapilares y endocapilares son hechos frecuentes en este proceso, no sería aventurado sostener que las lesiones aisladas de esta lámina se deban a aportes insuficientes de oxígeno por las anotadas alteraciones vasculares. Pero, y repitiendo lo que dijimos en líneas anteriores, factor este vascular, no explica el hecho anatómico del cambio celular aislado como el de las unidades mencionadas de la formación ammónica (Fig. 44). Alguna otra causal citoespecífica debe ser la sola causante de alteración tan particular. Y no es extraño que el virus del distemper, tan notable por la especificidad de las inclusiones citoplasmáticas y nucleares que provoca, sea ajeno a esta modificación. En lo fundamental, desearíamos que nuestros hallazgos sean verificados y que la autorizada opinión de los cultores del tema se pronuncien sobre ellos.

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.