Affordable Access

Los concursos de anteproyectos para la nueva sede social del Colegio de Arquitectos de Cataluña y Baleares.

Authors
Publisher
Cuadernos de arquitectura
Publication Date

Abstract

Picasso en Barcelona Por el Rvdo. P. Alfonso Roig La incorporación al nuevo edificio del Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña y Ba- leares de unos murales de Picasso se debe a la personal y exclusiva decisión de su ilustre arquitecto Xavier Busquets. Esta decisión - lucida y cordial- nos consta que surgió en el curso de las obras. La inspiración le vino a Busquets, seguramente, a la vista del edificio de la UNESCO. Pero a fin de cuentas poco importan estos detalles que afectan a la génesis de la obra. En todo caso sería una prueba más de que no todo se debe confiar al cálculo frío. En ocasiones los grandes aciertos se deben a las inspiraciones del momento, en la vida como en el arte, cuando la acción del ángel se hace patente, como diría D'Ors. La presencia pues de Picasso en Barcelona - sean cuales fueren sus causas - ahí está. Y este es un hecho, en cierto sentido, sensacional expuesto al goce, al análisis y a la crítica. Existe una cierta interdependencia de las artes. De siempre la escultura y la pintura se han apoyado en la arquitectura. Como la yedra lo está en el muro. Este maridaje ha sido, en general, poco beneficioso para la arquitectura. Ha ahogado sus valores sustantivos. Aun hoy día los capítulos que las historias del arte dedican a la arquitectura son páginas en las que se habla de la pintura y de la escultura únicamente. El hombre si se ha sentido defendido por la arquitectura ha experimentado también la angustia de sus muros cerrados y los ha poblado de un mundo imaginario evadiéndose de las cuatro paredes. Igualmente se ha de tener en cuenta que el carácter social de la escul- tura y de la pintura no ha encontrado un medio mejor y más natural de manifestarse que a través de la arquitectura. Desde hace unos siglos - los del Capitalismo quizás - la función social del arte se ha restringido enormemente. Y hoy día sólo los millonarios pueden gozar las obras de los artistas. Una escultura y un cuadro se han convertido en joyas de uso íntimo y per

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.