Affordable Access

Nuestra historia demuestra la armonía y desarrollo de las ciencias con la prosperidad de España : discurso inaugural que en la solemne apertura del curso académico de 1868 á 1869 leyó ante el claustro de la Universidad Literaria de Valladolid / José María Frías y Jerez

Authors
Publisher
Valladolid :Imprenta de Lucas Garrido
Publication Date
Keywords
  • Discursos Universitarios-España-Valladolid

Abstract

~ISCUl\sa INAUGUI\AL Q~E EN LA SOLBJINE APERTURA DEL CURSO ACADÉMICO DE 1868 Á 1869 & & ~~l:Q'7 AN~B ~~ C&4\UI1rl\Cj) DE LA U~IVEnSID.\D LITERARll DE VALLADOLID EL DOCTOR DON JOSÉ MARfA FRÍAS Y JERÉZ, el,:J·~V",~t~wVe" ftL" S'",clI,Cl.x,v Je" CDe,,,,e.c&o. ~~C~ VALLADOLm: Imprcnü,- de Garrido.-1868. us_20_217 Lápiz Tecnicos Rectángulo ~~KÜü~~~~Ü~~"uua""e.....,..~" ••...••,.,.-,.,."'''''' •..•."~.~,.;v' ••,..,.,,..~_ ..•..•,.~~''''''''''',.'''''''''''''V )lushísítilo $enOT: ,QUé éspectáC'ulO' tan hermoso nos ofPNJfe'nüestr8 ilustrada y heróica ciudad fr:mqueando en este día los- mago~bles cuanto ricos teseros del saber á los j~ veRéS escolares j que presurosos, alegres y €mtusia'Sta,g acuden á recreerse en los cristalinos manantiales de J!s¡ menda sostenida" dirigid:~ 'Y siempre fomentada pO'r la; Nacion, en medio de las modiñeseiones y lIrasia des- trucclon de' los siglos f Porque los siglos han visto desepsrscer impel'ÍDS" hu'ndirse instituciones seculares, abismsese' ciudades y sepultarss generaciooos. 'I'roys, Heliópelis , Oorinto; Menfls, Tebas, Numsncia y otras cien famosas cittd~ des han sido víctimas dé: la despiadada mailO'deftiempa: solo encontraréis el gigántesco' sudario de Babitorli'a, y el gol que hace tres mil añoo alumbl!ab3l1~ adelfas del Eurotas clespidoe: hay SUg abrasadores: l'll1Jos sobre los us_20_217 Lápiz Tecnicos Rectángulo Tecnicos Rectángulo -6- carcomidos girones de la mortaja de Esparta , habita- cion de un cabrero infeliz que apacenta sus ganados y duerme tranquilo sobre el suelo de la pátria de Leo- nidas. Mas aunque todo es ruinas de ruinas y la historia nos presenta á cada paso un dilatado cementerio obs- truido por los sepulcros de ciudades y generaciones que la muerte ha devorado con implacable rencor, la ciudad de Minerva se ha salvado de tan general naufragio, porque brilló en su tiempo y. continúa resplandeciendo sobre sus hoy mutilados aunque siempre admirables monumentos la aureola de las ciencias y de las artes d

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.