Affordable Access

Servivios sanitarios de guerra

Authors
Publisher
Anales de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Barcelona
Publication Date

Abstract

~. , . ~ e s i & l , cieritifica del día 16 de juiiio de 1930; '! PRESIDENCIA DR. PI CUÑER S e r v i c i o s s a n i t a r i o s d e guerra . POR EL I)RZ F. SOLER Y GARDE B e de comenzar manifestaiido que, por expontáneo impulso mio yo no hubiera solicitado el honor de dirigiros hoy aquí la palabra, temeroso de no acertar a ofreceros algo suficientemente digno de tan selecto auditorio; pero invitado para ello recordíé, por disciplina' acadé.dica, que "obediencia es cortesía" y así, confiaudo que me otorgaréishenevklencia, voy a someter a vuestra consideración, brevemente, algunas ideas generales sobre los Servicios Sanitarios de Guerra". El peligro de que sobrevengan guerras, i~itestinas o internacionales, es asunto de siempre po- sible inminencia y actualidad, según fo acreditail recientes y sensibles hechos contemporáneos; por desgracia la humanidad es todavía sobrado bárbara para d%coiioce.r u olvidar amenudo; prácti- camente, las dulces palabras, el divino mandato del buen Jesús, N. S. , alfiaos %&nos a otros. ' . Por otra parte, las guerras actuales no son, como muchas de las de pasados siglos, la pugna de ejércitos, de nÚmer@.de hombres relativamente reducido, que, representando sus respectivas naciones, decidian en u11 solo combate o en corto número de ellos, el pleito político o social que disputaban. Hoy dia, al sobrevenir un conflicto bélico, es la nacióh casi en masa l a q u e empuña las armas o ayuda en mil formas distintas, mujeres inclusive, al desarrollo de las hostalidades, constituyéndose una batalla universal entre los ejércitos y los pueblos, en los aires, en la tierra, sobre el iiiar y debajo de .las aguas; arrebatando la salud y la vida de millones de seres humanos, comprometiendo e11 bienestar de muchos más y consumiendo la mayor parte de las energías eco- iiómicas de las naciones; inacabables e incesantes hecatombes duraiite días y noches, no interrum- pidas por ningún fulgor pacifico, por espacio de semanas y meses y

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.