Affordable Access

El comercio en tierra de infieles durante la Edad Media (Conclusión)

Authors
Publisher
Boletín de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona
Publication Date

Abstract

EL CONEYClO E N TIERRA DE 1XF:ELES OURANTE L A EDAD MEDIA 521 EL COMERCIO EN TIERRA DE INFIELES OURANTE LA EDAD MEDIA (Conclusidn) La prohibición absoluta de tocar en puerto no habilitado6 en playa desierta, aun en caso de fuerza mayor (tempestad, necesidad de tomar agua 6 de burlar un corsario) tenia por causa nada mds que la evita- ción del fraude por temerse que al comunicar con los habitantes & pre- texto de un accidente sufriesen daños los derechos fiscales. De este temor era consecuencia otra práctica contra la cual fueron inútiles todas las reclamaciones; por la disposición dc los puertos, casi todos abiertos y todos [altos de muellcs y obras de resguardo, las na- ves sachbanse á tierra en donde las condiciones de la playa lo permi- tían; en donde no, las dejaban & flote; masen uno y otro caso las aduanas se hacian cargo de las velas, timones, jarcias y de todo lo necesario para emprender un nuevo viaje, con el propósito de impe- dirles una marcha repentina, cuando los.derechos del fisco no hubiesen sido a6n satisfechas. Contra esto reclamaron siempre todas las poten- cias cristianas, paes ocasionaba retardos y era un vejamen muy difi- cil de soportar; pero todas las reclamnciones fueron infructuosas: aun el vejamen era toleiable cuando las playas permitían varar las naves; alli no corrinn peligro; mas en donde la costa brava no consentía tal uso y los barcos flotaban, corrian grave riesgo de estrellarseal surgir un temporal; por esto'en los puertos B propósito pedían los europeos que se les autorizase A poner en tierra sus naves; en donde les era permi- tido, que no se les quitasen los medios de hacerse B la mar dando el cónsul seguridades de no partir hasta después de saldadas las cuentas de la aduana; al finalizar la Edad Media la p~hctica subsistíai porque seguramente la moral mercantil no hacia posible su derogación. Siendo el principio regulador de las relaciones entre moros y cris- tianos el de estar en guerrn unos y otros. mientras

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.