Affordable Access

Graciela Paraskevaídis. Luis Campodónico, compositor

Authors
Publisher
Universidad de Chile. Facultad de Artes
Publication Date

Abstract

La construcción de la historia: el charango en la memoria colectiva mestiza ayacuchana 1. INTRODUCCIÓN' por Julio Mendívil Instituto de Musicología Universidad de Colonia, Alemania En el Perú se halla extendida la idea de que el charango, ese pequeño cordófono compuesto de cinco órdenes dobles asociado al armadillo, surgió corno burla indí- gena a la práctica musical guitarrística hispana. Aunque existen pocos trabajos so- bre la esquiva "historia" de dicho instrumento, bastaría recurrir a algunas noticias para refutar, en base a "hechos históricos demostrables", tal aseveración. A través del presente artículo trataremos de mostrar, en base a datos recogidos entre músi- cos charanguistas y público por un lado, y al material musicológico por otro, cómo la memoria colectiva y la visión histórica se diferencian en su forma de entender la "historia" del charango y trasmitirla, y cómo, a través de la creación conceptual del instrumento, la población mestiza andina tiende a reforzar su identidad cultural frente a la cultura oficial peruana, representada por los investigadores académicos. 2. EL CHARANGO EN LA MEMORIA COLECTIVA MESTIZA La memoria colectiva andina sostiene que el charango surgió corno un intento de ridiculizar la guitarra -el instrumento por excelencia de la sociedad seglar colo- nial-, cuando el indio redujo sus proporciones hasta convertirla en un mero obje- to ornamental, que sólo después de un largo proceso creativo fue dotándolo de musicalidad. Hemos oído dicha aseveración en boca de jóvenes y destacados in- térpretes mestizos, en innumerables conciertos e, incluso, de boca en algunos estudiosos del folclore andin02. Igualmente, hemos podido comprobar que entre IEl presente trabajo fue presentado a la XIII Conferencia Anual de la Asociación Argentina de Musicología en la ciudad de Buenos Aires, el mes de agosto de 1999. La aquí publicada es una versión corregida. 2Hemos optado por el anonimato de nuestras fuentes por razones obvias. Sí anotare

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.