Affordable Access

El servicio policial secreto romano en el Bajo Imperio según Ammino Marcelino

Authors
Publisher
Universidad de Oviedo, Servicio de Publicaciones
Publication Date

Abstract

EL SERVICIO POLICIAL SECRETO ROMANO EN EL BAJO IMPERIO SEGUN AMMINO MARCELINO. NARCISO SANTOS YANGUAS La estructura política del Bajo Imperio romano, cuyas bases sentó Diocleciano, presupo- nla la existencia de un aparato estatal fuerte, en el que la organización de los servicios policia- les debería jugar un enorme papel; este cuerpo de policía, más o menos confidencial, tendría bajo su cargo la completa vigilancia de la burocracia y la administración del Estado. Fue el in- tento por alcanzar una supervisión estricta de la administración lo que condujo, a través de una acusada labor inquisitiva y de vigilancia, a un clima de total desconfianza, como sucede en todo sistema absolutista. Elementos clave dentro del sistema los constituían los magistri officiorum del ejército y del aparato administrativo, que actuaban bien como secretarios de las cancillerías bien como jefes militares y que debían refrendar los decretos u órdenes de otros funcionarios u oficiales, cumpliendo, de esta forma, importantes funciones de control. En estas circunstancias no puede extrariar que el perfeccionamiento de la organización policial secreta alcanzara su punto culmi- nante en esta época. Dentro de ella el cuerpo especial de los agentes in rebus (agente .del §ervicio policial) no sirvió ŭnicamente para el servicio de la correspondencia y las tareas normales de policía (para tal fín Ilevaban listas de personas sospechosas, en las que estaban incluidas desde los ladrones hasta los cristianos) sino también para el control de la administración e, igualmente, de la opi- nión pŭblica. Con el objeto de poder mantener en calma al pueblo y poder conseguir, al mismo tiempo, la información necesaria dicho cuerpo de policía tenía a su disposición la censura de la correspondencia, así como un extenso servicio de espionaje y delación. Estos' policías estaban presentes en todas partes y, como afirma Ammiano Marcelino (1), constituían una amenaza c constante, que llevaba a soriar a todo hombre influyente con torturas, • cad

There are no comments yet on this publication. Be the first to share your thoughts.